Dependencia emocioonal

Dependencia emocional: consecuencias y claves para superarla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los vínculos sociales y emocionales son necesarios, forman parte de los seres humanos. Nosotros somos afectivos y comunicativos, ahora bien, cuando ese nexo se convierte en una dependencia emocional, comienza a presentarse un problema psicológico que debe atenderse a tiempo, porque puede desencadenar en: 

  • Episodios depresivos.
  • Una baja autoestima.  
  • Relaciones tóxicas o poco sanas. 
  • Episodios de agresividad, violencia, etc. 

La dependencia emocional es un problema que tiene que abordarse a tiempo, porque es sin duda, un problema que afecta a la dignidad y la libertad del ser humano. 

Tu libertad no tiene precio. 

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional es un indicador que afecta el bienestar psicológico y social de las personas, donde un individuo se vuelve dependiente de otro, lo que dificulta expresar sus emociones, ideas, deseos, etc. 

La dependencia emocional se genera cuando se forma un nexo afecto insano, donde la persona pierde su independencia emocional y cognitiva, volviéndose adicta a la otra persona, esta situación se presenta en relaciones de amigos, familiares, pero es más frecuente en parejas. En muchos casos tiene como consecuencia la violencia de género. 

Por lo general, una persona que tiene dependencia emocional es víctima de la otra persona, hasta el punto que la misma es alimentada por ella, desarrollándose así un cuadro psicológico complejo. 

Síntomas de la dependencia emocional 

Algunos indicadores que presentan las personas con dependencia emocional son: 

  1. Asumen un rol inferior en las relaciones. 
  2. Baja autoestima, problemas de autoconcepto y autoconfianza. 
  3. La soledad es perturbadora para ellos. 
  4. No confían en las cosas que hacen ni en sus capacidades y habilidades.
  5. No están en la capacidad de asumir responsabilidades sociales, familiares, laborales, etc. 
  6. No inician proyectos por sí solos. 
  7. No satisfacen sus necesidades básicas, pero sí la de otras personas.
  8. No se adaptan a nuevos entornos. 
  9. No son asertivos al momento de elegir una pareja. 
  10. No son capaces de dejar una relación tóxica. 
  11. Ponen en juicio sus ideas. 
  12. Prefieren atender que ser atendidos. 
  13. Realizan actividades que no desean ejecutar. 
  14. Se caracterizan por ser inseguros. 
  15. Tienen problemas al tomar decisiones. 

Como habrás evidenciado, son muchos los indicadores de alarma ante un caso de “dependencia emocional”, la cual puede mitigar la libertad y la dignidad de la persona. Lo que indica que este individuo requiere de apoyo para romper con esa relación tóxica, que podrá desencadenar episodios depresivos, ansiedad, etc. 

Consecuencias de la dependencia emocional 

Las consecuencias de la dependencia emocional son negativas, algunas de ellas son: 

  • La persona pierde la capacidad de autorregular sus emociones. 
  • Relaciones interpersonales tóxicas. 
  • Episodios de ansiedad, donde la persona desarrolla miedo, estrés, sensación de abandono.
  • Víctima de violencia. 

No permitas que nada ni nadie vulnere tu esencia de ser humano. La dependencia emocional, muchas veces es producto de violencia. NO LO PERMITAS. 

¿Es posible salir de una dependencia emocional?

¡Sí!, aunque a la persona le resulte muy difícil reconocer que hay un cuadro de dependencia emocional, tener una red de apoyo es necesario para salir de esta situación, aunque cada caso es un proceso diferente, y demanda un abordaje personalizado. 

Es necesario mencionar que hay personas que no logran romper con este ciclo, y cada caso y situación tiene sus complejidades. Por lo que en ocasiones no dependerá del especialista, ni tampoco de la persona en sí, sino del contexto en el cual se encuentra. 

Cuando la dependencia emocional es crónica, se requiere de un especialista, no obstante, hay pasos que te pueden ayudar avanzar para ir rompiendo con la dependencia emocional y reencontrarte contigo mismo.

Una vez aceptada la dependencia, busca apoyo psicológico. 

Pasos para superar la dependencia emocional

Un cuadro de dependencia emocional puede variar según la persona, y por su nivel de intensidad, no obstante, algunos pasos que se pueden emplear para superar esta situación, son: 

Reconocer la dependencia emocional

El primer paso para superar una situación negativa es “reconocerla”, esto te ayudará a conocer  la ruta de acción y sus posibles soluciones, y al ser el primer paso, es el más complejo de todos. Para ello se recomienda: 

  1. No culpabilizarse. 
  2. No buscar culpables. 
  3. Reconocer que hay soluciones para el problema. 

Reconocer acciones que te perjudican

Por amor, necesidad y atención, hacemos muchas cosas que no son correctas y que mitigan nuestra esencia de ser humano, por amor, dejamos de amarnos, pero eso no es amor, todo lo contrario, es falta de aprecio personal, y aunque suene a retahíla, para amar hay que amarnos. 

Algunas de las acciones que hacemos por amor son: 

  • Callar cuando la pareja, el familiar o el amigo nos dice algo que no nos gusta. 
  • Aceptar a todo lo que se nos impone. 
  • Dejar de arreglarnos. 
  • Aceptar maltrato físico y verbal. 
  • Dejar de estudiar o de trabajar. 

Te invitamos a realizar una lista, donde indiques las cosas que dejas de hacer por amor y que te perjudican. 

Sé asertivo y aprende a decir que “¡No!”

Di lo que pienses, siempre en el marco del respeto, callar no es bueno, y la verdad siempre debe ir por delante, no finjas, no mientas, sé tú mismo y cuando sea necesario di que “¡No!”, negarse a algo está bien, especialmente, si te ayuda a mantener tu paz mental. No cedas a lo que te hace mal, lo negativo no es para ti. 

Refuerza tu autoestima

Para salir de un ciclo de dependencia emocional hay que reforzar el autoestima, este proceso puede dificultarse, pero con apoyo, es posible, el amor verdadero, es el amor propio, y nada ni nadie puede vulnerarlo. 

Tener una baja autoestima depende de muchos factores, pero es necesario trabajar en ello, reforzarla e incluso recuperarla.

Escapa de tu zona de confort

Asumir riesgos y salir de tu zona de confort, te ayudará  a recuperar tu independencia, tendrás la oportunidad de asumir nuevas aventuras. El miedo es fatal, especialmente, si hay una situación de dependencia, por ello, atrévete a más, experimenta en nuevos contextos y proponte metas. 

Tu zona de  confort, puede ser una atadura que te condena a estar donde no quieres estar, esa frase de “es mejor malo conocido que malo por conocer”, te perjudica, siempre hay algo extraordinario que espera por ti. 

Aprende a estar solo

Dedícate tiempo, estar solo te ayudará a reencontrarte contigo mismo, a veces escuchamos a otras personas y no le damos importancia a nuestra comunicación intrapersonal. Estar solos de vez en cuando no es malo, esto te demostrará que eres una persona autónoma, que no necesita de otra persona para existir. 

Los procesos de dependencia, nos demuestran el temor que tenemos las personas a estar solos, y la mejor manera de vencerlos es estando solos en un período de tiempo, el cual variará en cada persona. 

¡Quiérete!

El amor propio, el quererse, el aceptarse, el definirse y el valorarse es necesario, las personas que se aman son personas que tienen un mejor concepto de sí mismas, por eso triunfan en la vida. Las personas que se aceptan no requieren del reconocimiento de un tercero. 

Para superar una situación de dependencia, es imprescindible que tú te pongas por delante, atendiéndote primero a ti.

Aumenta tu red social

El relacionarse con otras personas es lo mejor que puedes hacer, cuando aumentas tu red social, te darás cuenta que no hay na sola persona en tu vida, y que cuentas con gente que está para ayudarte. No te conviertas en una persona ermitaña, mantén tu vida social activa. 

Para aumentar tu red social, te invitamos a: 

  • Ve a reuniones con tus amigos. 
  • Realiza algún deporte o inscríbete en el gimnasio. 
  • Estudia un curso o una carrera universitaria. 
  • Sal a restaurantes, bares, etc. 

Deja al pasado en el pasado

Mirar atrás no te hace bien, especialmente, cuando buscas culpables, nadie tiene la culpa de que experimentes esa etapa en tu vida, vive el presente, el ahora y no te pongas a comparar tu vida con la de los demás, muchas veces, aquellas personas que ríen y muestran una felicidad relativa, viven solos, y llevan procesos muy complejos. 

Tú no eres responsable de la “dependencia emocional”, tú eres una víctima de diferentes situaciones. 

Busca ayuda de un profesional

Busca el apoyo de  un profesional, que te ayude a salir de ese proceso de manera airosa, pero siempre respetando tu realidad y tu tiempo. Para superar dependencias emocionales, lo mejor que puedes hacer es contar con un psicólogo, que te indicará la ruta a seguir, te acompañará en este proceso y te escuchará. 

El psicólogo está para: 

  • Demostrarte que no estás solo/a. 
  • Ayudarte a recuperar tu autoestima.
  • Permitirte mejorar tu calidad de vida. 

Te animo a que contactes conmigo para una sesión presencial en Málaga u online.

Dejar de ser dependiente emocional es una realidad posible, así que rompe con las cadenas afectivas que te hacen daño, apuesta por tu felicidad y no vivas por y para otras personas, eso no te hace bien, es dañino para ti y para los tuyos también. 

Otros artículos del Blog

Orientación sexual
Educación sexual

Tipos de sexualidad: todo lo que necesitas saber

La sexualidad es tan diversa como la naturaleza, por tanto, hablar de tipos de sexualidad es una aventura bastante compleja, porque limitarla a una clasificación determinada resulta algo irrisorio, sin embargo, actualmente se habla de diferentes orientaciones sexuales, que superan

Deja un comentario

Call Now Button